PRESIDENTE EVO MORALES VISITÓ EL.PUERTO DE ILO, AL SUR DEL PERÚ

El presidente de Bolivia, Evo Morales, visitó el domingo el puerto de Ilo, Moquegua, donde recorrió las instalaciones y presenció la desca...

1 jun. 2015

Las exportaciones pueden empantanarse por la congestión de los puertos en ese país.


Los fabricantes de automóviles de Nissan y Mazda están produciendo un número récord de vehículos en México con destino a los consumidores en el extranjero, pero algunos ejecutivos están preocupados porque estos números se desacelerarán en los próximos años, debido a que las exportaciones pueden empantanarse por la congestión en los puertos de la nación.


Esa historia de éxito, que hizo del sector la mayor fuente de ingreso de dinero extranjero en el país, puede estar en peligro si el gobierno no acelera los planes de mejoras de las infraestructuras portuarias.

Para aliviar el problema, el gobierno mexicano se ha centrado en una inversión de $4,600 millones para la infraestructura portuaria hasta el 2018, que incluye la construcción de cuatro nuevos terminales en Veracruz.

Aunque algunos fabricantes de automóviles se muestran escépticos de que el objetivo se cumpla o sea suficiente, para manejar los más de 5 millones de vehículos que México espera producir anualmente para el 2020, un aumento del 56% en la producción de vehículos a partir de 2014.

En los últimos dos años y medio, fabricantes de automóviles como Toyota y Daimler AG han invertido o prometido miles de millones para construir nuevas plantas de automóviles y sus partes.

Toyota anunció que invertirá cerca de $1 mil millones en su primera fábrica de automóviles en México, con la capacidad de reunir alrededor de 200,000 Corolla al año. Daimler AG espera abrir una fábrica en conjunto con Infiniti, la división de lujo de Nissan.

Horacio Saldívar, jefe de compras locales de Nissan, aseguró que los atascos en los muelles podrían retrasar un cuarto de sus envíos marítimos previstos en los próximos cinco años para Estados Unidos, Europa y Medio Oriente.

“Después de 2020 podríamos tener límites de capacidad en el puerto de Veracruz y el puerto del Pacífico de Lázaro Cárdenas, tenemos que trabajar con los gobiernos sobre la forma de ampliarlos -dijo Saldívar-. Mientras que la capacidad operativa del puerto de Veracruz se ha estancado en los últimos tres años, su operación crecerá más del triple para el 2024?, agregó.

Según el sitio web del fabricante de automóviles, en 2014 México se convirtió en el mayor exportador del mundo de vehículos de Nissan.

Y ya no es sólo preocupación de Nissan, que ha producido y exportado vehículos desde hace varios años en México, el problema de salida de los vehículos debe ser una preocupación para todos los demás fabricantes que ya tienen sus plantas montadas, o lo están haciendo.

Mazda aumentó su confianza en el puerto de Veracruz después de enfrentarse a problemas de capacidad y robas de partes, en los ferrocarriles de México. Mazda, Nissan y Honda están experimentando grandes aumentos en el número de vehículos exportados desde México.

Nissan ha enviado 538,972 vehículos el año pasado, 20% más que en 2013, según datos de la empresa y de la asociación comercial de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Mazda, que se inauguró una fábrica con $770 millones de inversión a principios de 2014, está destinado a convertirse en la mayor instalación en el extranjero para el productor japonés, exportó 16,017 vehículos en abril, el triple de la cantidad que un año antes.

Honda envió 14,880 automóviles y camiones ligeros fuera del país el mes pasado, más del doble del número de hace un año.

“Hasta ahora, México ha logrado atraer más inversiones -dijo Carlos Serrano, economista jefe de BBVA Bancomer SA, el mayor banco de México por los préstamos pendientes-, pero llegará un momento en que si la infraestructura no mejora, se pondrá en riesgo el continuo avance de México”.




0 comentarios:

Publicar un comentario